• u
    • REGÍSTRATE AQUÍ
  • INICIAR SESIÓN

CHINA 2020: Los virus y la economía agroalimentaria

  • Q
  • Octubre 12, 2020
  • G
  • 319
  • 1
  • j
  • 1
i

La República Popular China, el tercer país por su extensión en el planeta1, el segundo, por su PIB, después de Estados Unidos y, el primero, por el tamaño de su población en el orbe2, detectó la aparición de una nueva enfermedad que se esparció rápidamente entre esta última.


Se trata de  un nuevo retrovirus3 que ha sido llamado Covid19, o SARSCoV2, en la ciudad china de Wuhan, provincia de Hubei4, al centro del país, en el mes de diciembre 2019.


Ante la gravedad de la situación, el gobierno chino dictó algunas medidas de política pública para controlar y frenar la evolución del patógeno.


Sin embargo, lo anterior contribuyó también a ampliar algunos problemas ya existentes en materia económica, así como a disminuir el ritmo y/o, a reorientar la evolución de sus relaciones comerciales con otras naciones.


Uno de dichos problemas fue el crecimiento de los precios al consumidor en varios alimentos5. Por ejemplo, en enero 2020 el precio de la carne de cerdo subió un 116%, respecto a enero 2019, pues la oferta no cubría toda la demanda de los consumidores, aunque esto ya venía ocurriendo durante los 18 meses previos. Esta carne es muy importante en la cultura alimentaria china y, es un rubro donde el país es primer productor mundial, seguido muy de lejos por los Estados Unidos.


Esto tiene que ver  con la aparición de otro virus, que es causante de la Fiebre Porcina Africana (ASF)6  y que atacó, desde el año 2018,  a la piara de aquel país. Sus efectos y peligrosidad obligaron a las autoridades a dictar medidas sanitarias, como 
sacrificar más de un millón de cerdos7, entre otras, según informa el Ministerio de Agricultura de China.


Con estos antecedentes, la población buscó alternativas en el consumo de carne de pollo, que tiene un precio más bajo y, eventualmente, en el de la de res, que es más cara que la anterior.


Desafortunadamente el desarrollo del virus Covid19, pero sobre todo, las medidas gubernamentales de confinamiento de la población y el cierre de carreteras en algunas regiones, afectó también al abastecimiento de pollitos(polluelos de 43g de peso) y de ingredientes para la elaboración de los alimentos concentrados de las aves ya en crecimiento en  granjas.


Esto provocó que en dichas granjas se frenara el inicio de los ciclos de producción y que, en las que ya hubiese comenzado, las aves murieran de hambre al no tener alimento. En numerosas ocasiones los propietarios tuvieron que enterrar, incluso vivos, a grandes contingentes de la parvada. Se calcula que se sacrificó a alrededor de 100 millones de pollos8, rubro en el que China es el 2º productor mundial, después de los EEUU.9


Sin embargo, aunque durante varios años el país había venido mostrando signos positivos en su evolución, desde antes de la aparición del retrovirus señalado ya registraba algunas dificultades, que podrían haber influido en las disminuciones del PIB, desde el año 2017.                


Las decisiones de Donald Trump, presidente de los EEUU, respecto a aumentar en 25% los aranceles a la importación de productos provenientes de China desde el año 2018 y, la respuesta de este país, respecto a los productos provenientes de aquella nación, marcaron el inicio de una nueva etapa de dificultades en el comercio exterior de ambos. Esto afectó tanto a productores, como a consumidores finales de ambos países10.


Ante este panorama, China toma decisiones para abastecerse en otros países, de soya y maíz, o bien de sorgo, como fuentes alternativas para fabricar los alimentos concentrados de sus animales en explotaciones intensivas en capital.


La soya es la fuente de proteínas y, el maíz y/o el sorgo, la fuente de carbohidratos, los más importantes dentro de alrededor  80 ingredientes que se usan para fabricar las dietas señaladas.


Lo anterior es particularmente relevante porque la población china es la más numerosa del planeta y el tamaño de su piara (cerdos), de su parvada (pollos y gallinas) y de sus hatos ganaderos (bovinos, ovinos y caprinos), están entre los más grandes del mundo. Su influencia en los mercados globales de materias primas es, por demás, muy importante; las variaciones en su producción y los déficits ó superávits que se pudieran registrar, tienen efectos inmediatos sobre los precios en dichos mercados.


En este marco, China se vió obligada a aumentar las adquisiciones de dichos ingredientes, en Brasil11 y Argentina12, pues los de origen estadounidense resultaban ahora muy caros, al incluir los aranceles ya referidos.


Sin embargo, las presiones de Donald Trump lograron, en una Primera Fase, obtener de China el compromiso de comprar, de manera adicional, más productos agrícolas estadounidenses, entre otros, por 32 000 millones dólares en los próximos dos años13.


Por otra parte y, por las características y la rápida propagación del virus Covid19, varios países del planeta mostraron desconfianza y cautela hacia ciertos productos de China, pues fue aquí donde aquél se originó. Esto contribuyó, aunque no fue la única causa, a debilitar algunas cifras del comercio exterior chino en dichos meses14, haciendo aparecer un déficit importante en esas fechas. Las restricciones de la movilidad de personas y al transporte, impuestas por las autoridades chinas, también hicieron su parte.


No obstante y, dado que los mercados internacionales registraban precios  a la baja en hidrocarburos y en algunos granos en el primer trimestre 2020, China aprovecha la situación para aprovisionarse de gas, de carbón, de hierro y, de soya, rubro, este último, en el que es altamente deficitario desde hace ya varios años.15


En suma, estos son los síntomas más generales que salen a la superficie de una problemática que nace de las contradicciones económicas del desarrollo y de la forma de desarrollo de China, así como de la manera en que este país se inserta 
geoestratégicamente en el mundo, pero que hoy son potenciadas, quizá coyunturalmente, por la aparición del coronavirus SARSCoV2 y del virus de la Fiebre Porcina Africana.     


Un rebrote del coronavirus en Beiging, en el mercado Xinfadi, mayorista de frutas, legumbres, pescados y mariscos, al final de la primera quincena del mes de junio 202016, parecería imprimirle una nueva dinámica a esta problemática y complicarla aún más en los meses que vienen. Por si esto fuera poco, la aparición de otro virus a finales de junio 2020, el G4 EA H1N1, que podría afectar también a los cerdos, es otro elemento que se sumaría a esta problemática.


Objetivos


Examinar algunos elementos de la evolución de dos ramas importantes de la economía agroalimentaria china: la producción de cerdos y la de pollos de engorda, como una muestra representativa de las contradicciones de dicho sector.


Con estos elementos, buscaríamos describir las tendencias más generales de su comercio exterior agroalimentario que, aprovechando la coyuntura de los dos virus, el de la Fiebre Porcina Africana y la evolución del Covid19, le sirven a China para reforzar, creemos nosotros, su posición en el conjunto de las relaciones geopolíticas en algunas regiones del planeta.


El sector agropecuario de China. Características generales.


Con apenas un 27.7% de la población ocupada y, casi 135 millones de ha17 de tierra arable y, dificultades para hacer crecer esta superficie, el sector agropecuario contribuye con un 5.6% del PIB total18 y, la producción de buena parte de los alimentos de los casi 1400 millones de chinos.


Aún cuando un tercio de la población total tiende a concentrarse en el Este y el Sureste del país, donde se ubican buena parte de las industrias y las explotaciones agropecuarias, China conserva todavía un 40% de aquélla en el medio rural y, las autoridades planean que en 2030, un 70% viva en las ciudades y, que un 10% de la población deje el campo.19


Desafortunadamente, esto tiene sus implicaciones, pues China tiene hoy 16 de las 20 ciudades más contaminadas del planeta20, problema que tal vez tendría que ver con su alta dependencia del carbón para producir una parte de la energía que consume, a pesar de algunos esfuerzos recientes para generarla también a partir del sol, del viento y del agua. El crecimiento exponencial del número de automóviles y de camiones para transporte de personas y mercancías, podría constituir, igualmente, otra de las causas del problema: ambos usan gasolina y/o diésel, dos combustibles fósiles.


Por otra parte, además de los sitios destacados que el país tiene en la producción de carne de cerdo y de pollo, que ya mencionamos, China es el país número 3, por el número de cabezas de bovinos en el planeta21.


Muy en relación con lo anterior, el país es también el número uno en arroz, trigo, semilla de algodón y hortalizas frescas en el mundo; en maíz es el número dos y, en sorgo ocupa el octavo sitio; en tanto que  en soya es el número 4, muy lejos de EEUU y Brasil, con cifras que representan poco más del 11 % de lo que produce el  primero y el 12% del segundo22. Estos últimos tres granos son muy importantes en la alimentación de los animales señalados. El maíz también es usado para producir etanol, que se adiciona, en  proporción de 2.5 a 3% en 201923, a la gasolina empleada por los vehículos automotores, por lo que estos podrían competir muy frecuentemente con la demanda de alimentos de los animales de las granjas.


República Popular China y su economía agroalimentaria.24


Al examinar la evolución de sus indicadores macroeconómicos, la mayoría de éllos muy sobresalientes, casi todos los especialistas se refieren ante todo al PIB25, destacando los altos niveles alcanzados por ese país.       En efecto, sin dejar de señalar que este rubro registra un descenso relativo en el año 2018, donde se ubica en un 6.9% y, luego en un 6.1% en el 2019, habría que remontarnos hasta el año 1990, en el que se observa una cifra similar, esto es, un 3.9%, pero con niveles que alcanzan el doble y, casi el triple de esta última,  en las tres décadas siguientes a este año.        En el año 2000 el PIB de China alcanza un 8.5%, en tanto que en el 2005 sube al 11.4%, descendiendo un poco en el 2010, que alcanza un 9.5%.


Aunque la agricultura y la ganadería tienen en el PIB una participación porcentual relativamente pequeña, sus productos transformados, elaborados por la agroindustria, 
tienen un peso un poco más grande. De cualquier manera, esto adquiere mayor relevancia al considerar que el sector provee de buena parte de los alimentos de 1400 millones de chinos y, esto es, desde varios puntos de vista, un asunto de alta seguridad nacional. Además de la producción, propiamente dicha, las políticas gubernamentales deben garantizar que el proceso logístico que los hace llegar a la mesa del consumidor final, en la cantidad, la calidad y la regularidad, sea de la mayor eficiencia26.


La rama porcícola.


Los especialistas creen que los primeros cerdos en la cultura china, datan de hace unos 9000 años, como resultado de la domesticación de jabalíes.  Se han encontrado algunos restos arqueológicos de éstos en Jiahu, provincia de Henan.


Desde entonces, los cerdos parecen haberse integrado en la cultura rural de ese país, al buscar desperdicios de comida en las casas.  Sin embargo, además de ser una fuente de alimento para los humanos, tenían un rol en algunos ritos funerarios y, con su estiércol, proveían de abono a las tierras agrícolas donde se producían granos.27


Se cree que durante muchos años hubo alrededor de unas 100 razas de cerdos autóctonos, todos originarios de ese país. Hoy día, las explotaciones comerciales porcícolas son muy modernas y tecnificadas; su situación dista mucho de la de aquella época. Hoy son intensivas en capital y en éllas predominan tres razas híbridas que vienen de otros países: la Large White, de la Gran Bretaña, la Landrace, de Francia y, la Duroc, de los Estados Unidos.


Como ya lo señalábamos en líneas precedentes, China es el primer productor de carne de cerdo en el mundo, seguido por la Unión Europea, los Estados Unidos y Brasil, por citar sólo los 4 países más importantes.


No obstante, debemos precisar tres grandes tendencias en esta clasificación:


a).-en el año 2016 la producción china era más del doble de la de la Unión Europea.


b).-entre ese año y abril del 2020, todos, con excepción de China, registran tendencias crecientes en su producción.


c).-a partir del año 2018, en el que se detecta la Fiebre Porcina Africana, la producción china comienza a descender. De producir 54.255 millones de toneladas, en 2016 y, 54.040 en 2018, ésta baja drásticamente a 42.550, en 2019. Esto es, 12 millones de toneladas menos en ese período. Sin embargo, la cifra baja aún más en los registros de enero 2020, a 36 millones y, en abril 2020, a 34 millones: la manifestación más elocuente de un problema grave28 no resuelto todavía y, que podría agravarse más si se comprueba que otro nuevo virus, el G4 EA H1N1, que se detecta a finales de junio 2020 y que afecta a los cerdos, se suma a todo esto.


Como una consecuencia directa de lo anterior, ya lo señalábamos en la problemática, los precios al consumidor final de la carne de cerdo se elevaron a niveles sin precedentes, desde el año 2018, pero sobre todo, a principios del 2020, descendiendo un poco después del primer trimestre.


En el año 2016 China consumía 56. 086 millones de ton y, en 2019, su población sólo logró adquirir 39.600 millones de ton de esa carne. Ante tal situación, el gobierno chino tuvo que sacar al mercado en varias ocasiones, varios miles de toneladas de sus reservas de carne congelada, con la intención de hacer descender el precio al consumidor final29.


Con estos antecedentes y, con un déficit cárnico de tal magnitud, pensamos que China tendría que seguir importando carne de cerdo y dictando medidas de política pública en el corto plazo, para el combate de la Fiebre Porcina Africana y, para crear una base que le permita reconstruir este rubro de su economía agroalimentaria.


Esta reconstrucción pasa por incrementar el número de cerdas reproductoras, lo cual no es fácil y, siendo realista, tomará algún tiempo.                                                                                                


Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos30, el número de cerdas, a principios de cada año, ha disminuido alrededor de un 30% entre 2018 y 2020. En efecto, con 43.610 millones en 2018, el año 2020 comienza sólo con 26 millones, es decir, una disminución de casi 17 millones de hembras en dos años.    


Según esta misma fuente, se estima que, gracias a los esfuerzos del gobierno chino para reconstituir el número de cerdas reproductoras, podríamos hablar de una ligera recuperación en este rubro: un 9% más, a finales del 2020, aunque todavía insuficiente para alcanzar los niveles que permitan cubrir la demanda total de carne de cerdo de la población china.     No obstante, el rebrote reciente del coronavirus Covid19, en junio 2020, en un mercado de Beiging, pone en entredicho esta afirmación; nosotros creemos que la situación de esta rama productiva aún dista mucho de estar bajo control y, sobre todo, si no se controla el otro nuevo virus G4 EA H1N1, ya señalado precedentemente.                                             


Ante este panorama, el gobierno chino se ha visto obligado a aumentar sus importaciones de carne de cerdo para cubrir el déficit de la producción. En el año 2018 se importaron 1.457 millones de ton que, combinadas con la liberación al mercado varios cientos de 
miles de ton de sus reservas, ayudaron en su momento a paliar el incremento de precios señalados. En el 2019, se tuvieron que adquirir en el exterior 2.457 millones de ton, cuando la situación se volvió más grave, a pesar de continuar colocando en el mercado una parte de las susodichas reservas.   No obstante, en enero 2020 se adquirieron 3.7 millones más y, en abril de este año, las importaciones ya sumaban un total de 3.850 millones de ton.  Nosotros pensamos que esta cifra crecerá y, dependerá si los países exportadores están controlando correctamente la evolución del coronavirus y si las instalaciones de las compañías expedidoras no registran ningún caso positivo. De cualquier manera, debemos resaltar que esta cifra es, hasta abril 2020, alrededor del 37 % de toda la carne de cerdo exportada en el planeta31, con todo lo que esto implica para el mercado global.


La carne de pollo.                                                           


Con el segundo lugar en el mundo, la producción en carne de pollo en China ha venido registrando un crecimiento sostenido en los últimos años. Nosotros creemos que esto es resultado de la búsqueda de cierta autonomía respecto de los mercados internacionales y, de acciones dentro de  políticas públicas integrales en varios rubros. Al igual que en el caso de los cerdos, debemos destacar la introducción de estirpes originarias de otros países, más rendidoras y precoces que las chinas, lo que coadyuva a conformar el carácter intensivo en capital de las granjas avícolas.


Satisfacer la demanda de carne de pollo de una población de casi 1400 millones de chinos no es fácil y, la aparición de un brote de influenza aviar en los Estados Unidos en el año 201432, parecería ser un elemento que explica el origen de dichas decisiones.


En este contexto, China logra hacer crecer su producción en alrededor de 3.0 millones de ton, en poco más de tres años. En efecto, de 12.448 millones de ton en 2016, se producción crece a 14.8 millones en enero 2020, para alcanzar 15.5 millones de ton en abril 2020; esto es casi 5 veces lo que produce México en un solo año.     Actualmente China consume alrededor de 15.850 millones de ton por año, por lo que recurrirá a comprar 750 000 ton en el exterior, que servirá para cubrir un déficit  de 350 000 ton y reabastecer sus reservas en frigoríficos33.


No obstante, la aparición de algunos brotes de Covid 19 en plantas de carne de pollo que exportan a China, particularmente en EEUU, podría complicar un poco más esta 
situación34 y llevar a este país a aumentar aún más su capacidad productiva, sin dependencias, en el muy corto plazo.


El maíz y/o el sorgo: grano estratégico en la alimentación animal.


El maíz y, en mucho menor medida el sorgo, son la fuente de energía, es decir, la fuente de carbohidratos  de los animales en las explotaciones chinas; tanto los cerdos, como los pollos, las gallinas y los bovinos requieren de este ingrediente en sus raciones alimenticias.


Por esta razón, China produce hoy alrededor de 260.8 millones de toneladas de maíz y 3.4 millones de sorgo35; el maíz es por demás el ingrediente más importante, pues alrededor de dos tercios de la cosecha se destinan al alimento de los animales; el resto va a las plantas productoras de etanol y a la alimentación humana. La FAO36 reporta que el país produce una media de 261 millones de ton entre 2015 y 2019, cantidad muy similar al dato registrado en 2020, citado líneas arriba.


Si comparamos esta cantidad con los volúmenes consumidos en el año comercial local 2016/2017, que fueron de 255 millones de toneladas, en aquel entonces no era necesario recurrir al maíz de importación. Sin embargo, el crecimiento de la producción de carne de pollo, en los años siguientes, hizo que se pensara en el maíz del exterior: se adquirió un promedio de 7.3 millones de toneladas por año, en 2016 y 201737. Por su parte, en el año 2019/2020 se habían comprado 7 millones de toneladas en el exterior38, pues aunque es verdad que la Fiebre Porcina Africana ha logrado reducir la demanda de maíz para alimentar los cerdos, los incrementos en  la producción de carne de pollo, huevo de gallina y productos acuícolas han compensado esta baja39.


A pesar de que 7 millones de toneladas de maíz importado es una cantidad no despreciable, esto parece no preocupar mucho a las autoridades chinas. Primero, porque son el segundo productor mundial de este grano, segundo, porque hay varios países que producen este cereal y su adquisición no constituiría un problema. Por otra parte y, en lo relativo a la producción de etanol a base de maíz, no creemos que China tenga las 
condiciones de infraestructura industrial, de almacenaje, ni de distribución para producir más, ni tampoco creemos que vaya a promover, de manera más enfática, su crecimiento.  Aunque el número de autos y camiones eléctricos fabricados y vendidos en China es todavía pequeño respecto al total del parque vehicular40, creemos observar un marcado y decisivo interés por promover su crecimiento en los años que vienen.


A pesar de todo lo anterior y, que las necesidades de China en materia de maíz no parecerían ejercer mayores presiones en su economía agroalimentaria, el gobierno de ese país considera que la seguridad alimentaria de sus ciudadanos es una prioridad nacional.  Por esta razón, no debemos dejar de observar que ha destinado recursos financieros para adquirir tierras en otros países. En particular, debemos destacar tres proyectos de inversión en el exterior.  Las posibilidades de hacer crecer sus áreas de cultivo, parecen hoy limitadas, dadas sus condiciones agroecológicas.


El primero se refiere a la adquisición de  3 millones de ha en Ucrania, para la producción de maíz y carne de cerdo. En efecto, con un precio de 2 600 millones de dólares, en cuya primera fase, China explotaría 100 000 ha, más el otorgamiento de un crédito, la empresa Xinjiang Production and Construction Corp, de ese país, firma un acuerdo por 50 años, con la firma ucraniana KSG Agro, en el año 2013. En este marco, dicho crédito se destinaría a obras que incidan en ese sector y Ucrania se compromete a venderle a China la producción obtenida a precios preferenciales41.


En segundo término y en el mismo marco, debemos señalar que la empresa China Beidahuang explota ya 234000 ha en Argentina, por las que pagó $ 1200 millones usd, para la producción de maíz, soya y algodón42.  Algunas otras adquisiciones de tierras en Brasil parecen confirmar esta tendencia.


La soya: oleaginosa estratégica y fuente de proteínas en la alimentación animal.


Las explotaciones chinas de carne de cerdo, de carne de pollo, de huevo de gallina, así como las de carne de res y leche de vaca en confinamiento, son intensivas en capital y se caracterizan por su gran nivel tecnológico, una excelente nutrición, prácticas preventivas de salud animal y,  una administración similar a la de países occidentales.


Las razas y estirpes de aves traídas de otros países,  muy rendidoras y precoces, deben producir buenos resultados en el menor tiempo posible y al menor costo. Por esta razón, es muy  importante la adición de proteínas de calidad a sus raciones alimenticias.


La soya, una oleaginosa que produce aceite comestible luego de ser prensada, es un cultivo que tiene la capacidad de transformar el nitrógeno inorgánico (del aire) en nitrógeno orgánico, elemento esencial de toda proteína, toda vez que está conformada por aminoácidos. Este aceite es muy solicitado en las cocinas de China y, lo que queda, luego de este proceso, es lo que se adiciona a las raciones de los animales. En México le llamamos pasta de soya y contiene todavía una gran cantidad y calidad proteica43.


A pesar del sitio central que ocupa la soya en las granjas modernas de China, el país no puede producir todo lo que necesita.    En efecto, la producción de soya en China es muy pequeña, comparada con lo que consume, que podría ser unas 6 veces lo que cosecha en sus tierras, en los últimos años. De 12.9 millones de toneladas en el 2016/201744, esta cifra asciende a 18.1 millones de toneladas en el 2018/2019, para luego bajar a 17.5 millones de toneladas en el 2019/202045.       


Varios elementos podrían contribuir a explicar esta tendencia. El primero tiene que ver con la escasa disponibilidad de tierras de cultivo, lo que limita enormemente la incorporación de nuevas áreas a sembrar con soya. Hasta el momento, no tenemos información de que China haya pensado en realizar obras hidráulicas en las regiones occidentales, si esto fuera posible, para crear nuevas áreas agrícolas de riego.


En segundo término, debemos mencionar que China se niega, por los riesgos que esto implica, a comprar semilla transgénica para siembra y, no practica rotación de cultivos[1], por lo que sus rendimientos, medidos en ton por hectárea, son muy bajos con respecto a los de otros países. El Departamento de Agricultura de los EEUU reporta que los rendimientos por hectárea de soya en China  son de alrededor de 1.79 ton/ha, en tanto que los promedios de los EEUU los superan en un poco más de una tonelada, es decir, 2.9ton/ha.47


Por otra parte, debemos señalar que  los subsidios gubernamentales que buscaban favorecer el crecimiento de la producción de soya, respecto a la de maíz, recientemente, lo hicieron en los años previos, pero lo desestimularon el último.


Si tomamos como ejemplo el caso de los productores de soya de la región nororiental de Hielongjiang, la más importante, por el área cultivada, podemos ver que en el año 2017 recibieron 2595 RMB/ha,  en tanto que en 2018 obtuvieron un incremento a 4800 RMB/ha, cantidad que luego descendió a 3825 RMB/ha. Por otra parte y, de manera adicional, es muy probable que las lluvias hayan provocado una baja en los rendimientos/ha y en la producción obtenida48 en este último año, pues aparecieron en una etapa inadecuada del cultivo.


Además de lo anterior, es posible que al examinar la evolución de las negociaciones en materia de comercio exterior, entre el gobierno chino y el de los EEUU, los productores pensaran que aquél se inclinaría por aumentar los volúmenes de soya importada, como, en efecto, ocurrió en el primer semestre del 2020.


Con estos elementos y, si estimamos que los requerimientos chinos de soya en el último año fueron de alrededor de 110 millones de toneladas, el desafío para cubrirlos es enorme, con todo lo que esto implica en términos de sus efectos sobre el comercio global de granos y en materia de relaciones geopolíticas de este país.


Lo diferente con respecto a otros años es que, dada la coyuntura actual, los envíos de soya de Brasil y Argentina a China aumentaron en detrimento de los de origen estadounidense.  


En efecto, al comparar el año comercial 2014/2015, en el que  China adquirió 36.4 millones de toneladas de soya brasileña y, 29.7 millones de toneladas de la leguminosa estadounidense, en el 2018/2019, casi duplica sus importaciones de Brasil, al aumentar a 61.2 millones de toneladas, mientras que las provenientes de EEUU descienden casi dos tercios, a 10.3 millones de toneladas. Se estima que el año 2019/2020 podría concluir con un registro de 85 millones de toneladas provenientes de Brasil y un total de 94 millones, sumando todos los orígenes.49


Sólo para dar un idea general de lo que representa China en el mercado de soya del planeta, podríamos decir que adquiere alrededor del 60% de toda la leguminosa exportada y el 95.5% de todo lo que exporta Brasil, primer productor mundial, en este año comercial 2019/202050.


Sin despreciar el efecto de la decisión de Donald Trump, quien, con propósitos reeleccionistas aumentó los aranceles a productos exportables a China, como la soya, la devaluación del Real Brasileño y una cosecha record en Brasil51, podrían tener relación, sobre todo estos primeros meses del 2020, con ese portentoso aumento de las importaciones chinas de ese país.


Sin embargo, nosotros creemos que el nuevo diferendo comercial entre China y Estados Unidos, originado en 2018, año en que aparece la Fiebre Porcina Africana(ASF), presionó a aquel país a buscar alternativas de abasto en otras regiones diferentes a los EEUU. En la práctica, creemos China piensa que el comercio es la guerra y que, en ese ámbito, como en otros, aquel país no tiene amigos, sólo intereses.


Además, sabe que ese diferendo no es el primero, ni será el único en los años que vienen. En este contexto, China ha pensado no sólo en buscar empresas que le abastezcan de soya desde otros países, sino que también ha colocado inversiones en varios de estos, para asegurar este propósito. Por eso busca debilidades y necesidades en otros países, para transformarlos en oportunidades en su beneficio.


Según Fred Gale, Constanza Valdés y Mark Ash, especialistas del Departamento de Agricultura de los EEUU, estas inversiones, sobre todo las realizadas en el campo de Brasil,  no han sido muy exitosas52. Nosotros pensamos que, aún cuando esto hubiese sido así,  China no ha cejado en la búsqueda de alternativas de inversión que coadyuven a su desarrollo económico, asegurando su abasto y bajando costos.


En un primer momento, China ha creado en el exterior empresas de producción agropecuaria, pero, en etapas posteriores, ha privilegiado hacerlo en la esfera de la comercialización, esto es, en vías de comunicación, en transporte de carga, en almacenamiento, en infraestructura de puertos marítimos y empresas transnacionales. Los chinos saben que el transporte y el almacenamiento podrían constituir más del 50% de los costos totales de distribución y estos presentan menos riesgos que el proceso productivo, donde se lucha contra el clima y la naturaleza.


Lo que han hecho en Argentina es un ejemplo muy claro de lo que señalamos precedentemente.


En este marco y, con un préstamo por 4000 millones de dólares al gobierno  argentino, contribuyó a ampliar la capacidad del ferrocarril  Belgrano Cargas, de 847 mil ton en 2015, a 4.4 millones de ton en 201953, con lo que se facilitaría el transporte de granos, desde las regiones agrícolas del norte, hacia los puertos del sur.


De igual manera y, con inversión china, se renovaron 1020km de vías de tren, de San Martín, pasando por Mendoza, a los puertos de Rosario y Buenos Aires, lo que aumentó entre 2015 y 2019, la capacidad de transporte, de 1.5 millones a 3 millones de toneladas, entre otros proyectos de modernización del sistema ferroviario.54


La investigadora Sol Mora da cuenta de diversas inversiones en varios rubros, desde compra de tierras para sembrar soya, adquisiciones de empresas agroalimentarias, de agroquímicos, hasta de plantas industriales de fertilizantes y financiamiento de varias obras de riego agrícola55, entre los años 2010 y 2016.


Por otra parte, Xinhua en español refiere que China compró en 2019 casi un 35% de todos los productos agroalimentarios exportados por Brasil, en tanto que estima que esta cifra crecería a un 45% en 2020. De igual manera, señala que los intereses chinos apuntan más bien a invertir en infraestructura de trasporte de carga y, no en transporte de pasajeros, con el claro propósito, creemos nosotros, de privilegiar el comercio de productos agro para abastecer la demanda de ese país asiático56.


El presidente Bolsonaro, de Brasil, decía recientemente: “…que el objetivo del país suramericano es mejorar nuestra malla logística, para hacer que nuestras exportaciones sean más competitivas y reducir costos. Tenemos un agro que es muy competitivo pero nuestra 
logística no lo es. El conocimiento de China en esta área puede contribuir a mejorar nuestra infraestructura"57.


Si examinamos la evolución de las relaciones comerciales de China con Argentina y con Brasil,  cuya primera etapa se caracterizaba sólo por importar granos y comprar tierras con fines de producción agrícola, así como establecer algunas granjas de producción de cerdos,  hoy podemos advertir acciones con un enfoque cualitativamente distinto.


En la actualidad, las inversiones chinas en la economía agroalimentaria de estos países buscan apropiarse de mayores márgenes de comercialización, tener una influencia más grande sobre los precios de comercialización y, sobre todo, lograr el control de todo el proceso logístico, en áreas como el transporte por vía terrestre, fluvial y marítimo, la carga y descarga y el almacenamiento.


Todo esto obedece a consignas e indicaciones del gobierno chino a este respecto. Germán Mangione señala que dicho gobierno impulsa ahora, por lo menos desde 2014 y hasta el 2018, la creación de grandes compañías chinas comercializadoras de granos en el exterior.58


En este marco y por el alcance y el  lugar que juega dentro de la estrategia china de inversión en estos dos países sudamericanos, la empresa transnacional agroalimentaria china COFCO, merece una mención aparte. Según esto, ya desde el año 2014 el propósito de la empresa trasnacional es trabajar en el ámbito de la producción y la distribución de arroz, soya y trigo, para llegar a ser el abastecedor más importante del consumidor más grande del planeta.59


Cofco tiene hoy en Brasil una posición líder en los mercados de oleaginosas, otros granos, azúcar, etanol, café y algodón, con buena parte de sus matrices en América Latina, 8 plantas procesadoras y 10 terminales portuarias, donde en pocos años ha ido escalando posiciones, ganando sitios a sus rivales, Cargill, Archer Daniels Midland(ADM) y Bunge60.


Con un enfoque más selectivo para sus inversiones, Cofco tiene en proyecto una línea ferroviaria desde Mato Grosso, el estado brasileño más importante en el cultivo de soya, hasta puertos marítimos del noreste61.


En Argentina Cofco exportó el 15% de los granos en el ciclo 2018/2019, es decir, 14.2 millones de toneladas, superando a estas empresas62  y, se fortalece cada vez más, en ese país que hoy tiene grandes problemas en materia de deuda externa, entre otros.


Años atrás Cofco había adquirido a la holandesa Nidera y a Noble Agri, antes rivales suyos en el comercio de granos.


CONCLUSIONES.    


1).-El gran tamaño de su población y la necesidad de producir alimentos para  casi 1 400 millones de chinos se ve confrontado a la relativa imposibilidad de hacer crecer la superficie de sus tierras de cultivo.


2).-Los objetivos del gobierno chino plantean que en los años que vienen el 70% de su población residirá en las ciudades; esto significa que 140 millones de personas más vivirán en el medio urbano y dejarán de producir granos, hortalizas y frutas en el campo.


3).-Lo anterior supone que se deban producir más alimentos para personas y, animales en las granjas, aumentando las presiones y la confrontación respecto al recurso tierra con fines agrícolas.


4).- Ante este panorama, no deberá extrañarnos que China siga buscando en el exterior granos, carne de cerdo, de res, leche y, quizá menos, carne de pollo, así como productos del mar, pero también petróleo, hierro mineral, cobre, litio y otros recursos que le son necesarios.


5).-No obstante, si bien es cierto seguirá recurriendo al comercio para lograrlo, creemos que, como una estrategia deliberada, China hará crecer aún más la inversión extranjera directa (IED) en varios países.  Esto le podría ir generando, por parte del gobierno de los Estados Unidos, un sentimiento más acentuado de animadversión y, quizá nuevos diferendos.


6).-Si bien es cierto que, en lo que a comercio se refiere, China prefiere importar granos que luego tritura en su territorio, para transformarlos en carne, leche y huevos y, que se queda con ese valor agregado que les adiciona, la inversión extranjera directa (IED) que hoy desarrolla y privilegia, es  una tendencia cualitativamente distinta.


7).-La relación comercial de cada adquisición termina cuando la soya y/o el maíz ó sorgo llega a China y el importador lo paga.  La decisión de invertir en otros países supone, en cambio,  la repatriación de dividendos, la transferencia de derechos, la influencia sobre el desarrollo económico y las relaciones políticas en esas naciones, todo ello en períodos de tiempo más amplios que el del proceso export-import
.


8).-La  IED china coadyuva también a modificar el paisaje rural y el urbano  de los países receptores y, frecuentemente supone la venta de tecnología y de financiamiento, lo que implica, además del reembolso, el pago de los intereses respectivos, esto es, la reproducción contínua de una relación económica, financiera y, la postre, política con dichas naciones.


9).-Para terminar, estamos convencidos que a esta forma de desarrollo le quedan todavía muchos años por venir y dado  que, la presión sobre los ecosistemas y sobre los recursos naturales va a continuar, veríamos aparecer otros nuevos virus en las explotaciones agropecuarias, en el medio rural y, también en algunos sectores de la sociedad, en el medio urbano de sus megalópolis.


10).- El SARSCoV2 y los otros virus que han atacado a los animales en las granjas, así como los altos niveles de contaminación del aire y del agua, han contribuido a generar una gran consciencia, en la población, por la conservación del medio ambiente.  Ante este panorama, creemos que el gobierno chino debería encaminarse, progresivamente, a fomentar la producción orgánica de algunos productos agrícolas y ganaderos, para abastecer, poco a poco, a una población joven que muy pronto estaría demandando estos artículos en cantidades incrementales.


1
/.-Casi 9.6 mill de km2. Después de Rusia y Canadá. No se considera la Antártida. 
https://es.wikipedia.org/wiki/Geograf%C3%ADa_de_la_Rep%C3%BAblica_Popular_China

2
/.-Casi 1400 mill de habitantes en 2020. Op.Cit.


3
/Ver: Alberts Bruce, Bray Dennis, et al. 2011.“Introducción a la Biología Celular”. Traducción de Gabriela López(de: Essential cell biology)Editorial Médica Panamericana.Buenos Aires, Bogotá,Caracas,Madrid,México,Porto Alegre. 3ª.Edic. p.225(Impreso en Hong Kong en 2013)


4
/China tiene 22 provincias, 5 regiones autónomas(equivalente a una provincia cada una) y, dos regiones especiales administrativas(Hong Kong y Macao).


5
/20.6 % en enero 2020, respecto enero 2019, según la Oficina Nacional de Estadísticas de China: www.stats.gov.cn/enGliSH/


6
/Ver: ¿ Qué es la fiebre porcina africana ? https://www.oie.int/doc/ged/d13954.pdf

7
/Ver : https://www.3tres3.com/ultima-hora/china-casi-un-millon-de-cerdos-sacrificados-por-la-ppa_40689/


8
/Cfr. Milenio 2020, con información de Financial Times: https://www.milenio.com/negocios/finanzas-personales/virus-china-sacrifica-100-millones-pollos


9
/Cfr: FAS/USDA/Global Market Analysis.”Chicken Meat Production-Top Countries Summary”p.13

https://apps.fas.usda.gov/psdonline/circulars/livestock_poultry.pdf Pag.13

10
/Ver: “The Impact of US-China Trade Tensions”By Cerrutti, Eugenio,Gita Gopinath and Mohommad, Adil. Fondo Monetario Internacional. FMIBlog , 23 May, 2019.

en: https://blogs.imf.org/2019/05/23/the-impact-of-us-china-trade-tensions/

11
/Según Reuteurs, la Abiove de Brasil señala que Brasil exportará más soya de lo esperado en 2019: https://www.americaeconomia.com/negocios-industrias/brasil-exportara-mas-soja-de-lo-esperado-en-2019-debido-la-disputa-entre-eeuu-y China......(11 agosto 2019)...

12
/https://dialogochino.net/es/agricultura-es/34856-pico-de-covid-19-coincide-con-la-temporada-de-exportacion-de-soja/


13
/U.S.,China sign ´Phase On’ trade agreement , signaling pause in trade war. Michael Collins, et al. USA Today. Jan 15, 2020.Ver:
https://www.usatoday.com/story/news/politics/2020/01/15/trump-sign-china-trade-deal-details-remain-mystery/4434592002/


14
/Según Expansión, “ El comercio exterior de China cae un 9.6% en enero y febrero.”EFE / 7 marzo 2020:
https://www.expansion.com/economia/2020/03/07/5e63450ae5fdeaf7438b476b.html


15
/ Cfr. Xinhua Español : http://spanish.xinhuanet.com/2020-04/18/c_138987884.htm

16
/ “Most of cases are linked to Xinfadi market in Fengtai district which provides 70% of the Chinese capital´s vegetables and 80% of its fruits” En: Time line: Beiging swiftly curbs new Covid-19 cases www.chinadaily.com.cn 15 junio del 2020. Este diario informa que el miércoles 17, suma 137 casos y que han aparecido, relacionados con ese Mercado, varios en cuatro provincias vecinas.

17
/”The Ministry of Natural Resources said the country’s total arable land fell to 134.86 million hectares, a decline of 60,900 hectares compared to the previous year.” Ver: https://www.reuters.com/article/us-china-agriculture-land-idUSKCN1IK059


18
/https://es.wikipedia.org/wiki/Econom%C3%ADa_de_la_Rep%C3%BAblica_Popular_China

19/“Para 2030, (…..) los residentes urbanos rozarán las 1.000 millones de personas, un 70% de la población”.Cfr:
https://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/05/140521_economia_china_megaurbanizacion_hr

20
/https://es.wikipedia.org/wiki/Econom%C3%ADa_de_la_Rep%C3%BAblica_Popular_China

21
/https://apps.fas.usda.gov/psdonline/circulars/livestock_poultry.pdf


22
/http://www.fao.org/faostat/en/#rankings/countries_by_commodity


23
/Kim, Gene,2019.”ChinaWill Miss E10 by 2020 Goal by Wide Margin”.USDA.Foreign Agricultural Service.

Gain Report Number:CH19047

24
/Cfr: https://es.wikipedia.org/wiki/Econom%C3%ADa_de_la_Rep%C3%BAblica_Popular_China


25
/Ver datos del IMF: https://www.imf.org/external/datamapper/NGDP_RPCH@WEO/CHN?zoom=CHN&highlight=CHN

26
/ “….we will define food marketing as the performance of all business activities involved in the flow of food products and services from the point of initial agricultural production until they are in the hands of consumers”(ultimate consumers).En: Kohls, Richard L. and Uhl, Joseph, N.2002. Marketing of agricultural Products. Prentice Hall, Inc .Ninth Edition. New Jersey, USA.p.7

27
/https://dialogochino.net/es/agricultura-es/29354-como-el-cerdo-se-convirtio-en-una-fabrica-de-carne-porcina-en-china/

28
/ Cfr. p.9 en: https://apps.fas.usda.gov/psdonline/circulars/livestock_poultry.pdf y anexo #.....(nuestro)


29
/ver: http://spanish.china.org.cn del 15 Feb. 2020 y www.spanish.xinhuanet.com el 20 de marzo 2020.


30
/ USDA.Foreign Agricultural Service.GAIN. April 16, 2020.Livestock and Products Semi-Annual.Report Number: CH2019-0204.Washington, D.C.p.1

31
/Op.Cit.p.2


32
/Ver: “China levanta bloqueo de 5 años a productos avícolas de EU” En: El Financiero. México. 19 de Nov. 2019.
https://www.elfinanciero.com.mx/economia/china-levanta-bloqueo-de-5-anos-a-productos-avicolas-de-eu


33
/Ver: “Chicken Meat Production-Top Countries Summary”. USDA. Foreign Agricultural Service. p.13

En: https://apps.fas.usda.gov/psdonline/circulars/livestock_poultry.pdf

34
/Ver: ”China Apparently Blacklisting Plants with Covi19 Infection Among Employees”.

En: http://www.chick-news.com/

35
/http://www.fas.usda.gov/data/china-grain-and.feed-update-12


36
/FAO Country Briefs. 30 june 2020.


37
/FAO. Faostat. Http://www.fao.org/faostat/en/#data/TP


38
/USDA.FAS.Global Market Analysis.grain:World Markets and Trade. June 2020.

Cfr: http://apps.fas.usda.gov/psdonline/circular/grain.pdf

39
/Chase Mcgrath, 2020. Grain and Feed Update. Rep CH-2020-0014.USDA.Foreign Agriculture Service.March 13, 2020. Ver: https://apps.fas.usda.gov/newgainapi/api/Report/DownloadReportByFileName?fileName=Grain%20and%20Feed%20Update_Beijing_China%20-%20Peoples%20Republic%20of_01-16-2020

40
/Ver: Ward, Michael, 2019.”China will miss E10 by 2020 Goal Wide Margin”. En : USDA. Gain Report # CH: 19046. 7/26/2019. https://apps.fas.usda.gov/newgainapi/api/report/downloadreportbyfilename?filename=Biofuels%20Annual_Beijing_China%20-%20Peoples%20Republic%20of_8-9-2019.pdf

41
/”China explotará 3 millones de ha de tierras cultivables en Ucrania” 22 Sept.2013.EFE con información de 
South China Morning Post.
Cfr:https://es.rbth.com/noticias/2013/09/22/china_explotara_3_millones_de_hectareas_de_tierra_cultivable_en_ucra_32469

42
/Op.Cit.

43
/En España le llaman “tortas de soja”, una expresión muy literal de su equivalente en francés: tourteaux de soja.


44
/Cfr: UDSA.FAS. Oilseeds and Products Annual. Report Number CH 2020-0033. March 15, 2020.


45
/Ver: USDA.FAS.GAIN.FAS Beiging Staff. Oilseeds and Products Annual. Report Number: CH 2020-0093. Update June 29, 2020. Table 1 Soybeans p. 8


46/Ver: USDA.FAS.GAIN. Report Number: CH 17012. 3/15/2017 . “Without access to the latest seed technology, Chinese soybean farmers face major impediments to improve productivity”. p.

47
/Ver: Clever, Jennifer, 2017. China’s Robust Demand for Oilseeds Continues to Outpace Growth in Domestic Production. USDA.FAS.GAIN.Report Number CH: 17012. 3/ 15/ 2017.
https://apps.fas.usda.gov/newgainapi/api/report/downloadreportbyfilename?filename=Oilseeds%20and%20Products%20Annual_Beijing_China%20-%20Peoples%20Republic%20of_3-16-2017.pdf.

48
/Op.Cit.p.3

49
/Ash, Mark and Golden, Dana, 2020. Brazilian Soybean Exports Stay Strong. Oil Crops Outlook. USDA.ERS.OCS-20f. June 15, 2020. P.5

50
/Cálculos porcentuales nuestros en base a datos de: Oilseeds: World Markets and Trade. July 2020. USDA.FAS.Global Market Analysis. Table 10. p. 18


51
/Ustinova, Evgenia and Woody, Katherine, 2020. “Brazilian Commodity Prices Hit Records Levels”. USDA.FAS.GAIN. Report Number BR- 2020-0013. April 15, 2020


52
/Ver: Gale, Fred, Valdés, Constanza and Ash, Mark.2019. “Interdependance of China, US and Brazil in Soybean Trade”. June 2019. OCS 19- 01 ERS. En: https://www.ers.usda.gov/webdocs/outlooks/93390/ocs-19f-01.pdf?v=294.5

53
/Este proyecto implicaría la renovación de 1.600 kilómetros de vías que atraviesan las provincias de Salta, Jujuy, Chaco, Tucumán, Santiago del Estero y Santa Fe, y la incorporación de 3.500 nuevos vagones y 107 locomotoras. Además permitiría renovar 92 puentes ferroviarios y la circunvalación ferroviaria de la ciudad de Santa Fe. Ver: https://news.agrofy.com.ar/noticia/179756/inversiones-china-argentina-rol-cofco-agroindustria

54
/Op.Cit.

Ver también:
Schweitzer, Mariana(sin fecha).”Los proyectos para el ferrocarril Belgrano”CONICET/CIHaM-FADU-UBA

55
/Sol Mora, 2019..”El going out agrícola de China.Un análisis de su desarrollo en Argentina” “Universidad Nacional de San Martín.CONOCET.Argentina.Tabla # 1

Cfr:https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0719-09482019000200089.
Ver también: Schweitzer, Mariana(sin fecha).”Los proyectos para el ferrocarril Belgrano”CONICET/CIHaM-FADU-UBA

56
/Ramírez, Pau.2020.”Brasil quiere diversificar los productos del agronegocio exportados a China”Xinhua. 2020/07/09 En: http://spanish.xinhuanet.com/2020-07/09/c_139198407.htm

57
/Foro China CELAC 2020. “Brasil presenta a China oportunidades de inversión en infraestructura”Xinhua.
2020/07/10.


58
/Mangione, Germán, 2019. “ La inversión agrícola de China en el exterior “.Obervatorio de la actividad de los capitales chinos. Ver: https://chinaenamericalatina.com/2018/04/30/la-inversion-agricola-de-china-en-el-exterior-esta-aumentando/


59
/The proposed spinoff highlights COFCO's efforts to become a global agricultural producer and distributor, complementing its role as the State-run food supplier for the world's biggest consumer of rice, soybeans and wheat.

Cfr: http://www.chinadaily.com.cn/cndy/201410/30/content_18825541.htm

60
/Texeira, Marcelo, Samora, Roberto, 2019. “Cofco to invest more in Brazil, but will be selstvie, says exec “ Reuters


61
/Op.Cit.

62
/La filial local de la compañía de capitales asiáticos (Cofco) lideró e lranking de exportadores agroindustriales de la Argentina en la campaña 2018/2019.

Cfr: https://www.iprofesional.com/comex/311643-agro-cofco-lidera-el-ranking-exportador 

 

COMENTARIOS

Dr MV Miguel A. González | La Habana, Cuba
12 de Oct, 2020 08:54:17 am
  • 0
  • j
  • 0

RESPONDER

Muy interesante la información. Nos permite evaluar cuan importante se hace en estos momentos la bioseguridad de los sistemas de crianza y alimentaria, tanto para el hombre como los animales. El diseño de esquemas zootécnicos y de manejo requieren integración buscando proteger el macroorganismo y fortalecer su sistema de defensa en el medio ambiente. Crear esquemas profilácticos integrados.

Muchas gracias
Dr. Miguel Ángel González

Rafael Lopez | Jalisco, México
12 de Oct, 2020 08:30:46 pm
  • 0
  • j
  • 0

RESPONDER

Sin duda, cada día es más evidente el papel estratégico de China en el comercio y producción mundial. El referido éxodo de familias de origen rural a núcleos urbanos de población hará sin duda que pase el mismo efecto que se dio en México en los pasados años 70 al 90, al desestimular la vida rural y darle un plus a la vida citadina, esto puede traer un mayor crecimiento en el poder adquisitivo de los consumidores los cuales ascenderán a un "mejor" nivel de vida, el problema de los que estamos en el ramo productivo será encontrar quien sustituya esa mano de obra que todos los días estamos perdiendo en aras del acceso a un mejor nivel de vida. Ahora habrá quien compre, pero ¿habrá quien produzca? o ¿a base de golpes de dólares haremos que países más pobres y necesitados que el nuestro produzcan lo que necesitemos?

COMENTAR ESTE ARTÍCULO

S

Para comentar sobre este artículo es necesario ser un usuario registrado.

Si aún no tienes tu cuenta, puedes crearla fácilmente y disfrutar de contenido exclusivo.

Derechos reservados © 2000 - 2020, Pecuarios.com, Aviso de privacidad