• u
    • REGÍSTRATE AQUÍ
  • INICIAR SESIÓN

Cálculo de dosis para la eficiencia de medicamentos utilizados en empresas avícolas

  • Q
  • Octubre 07, 2019
  • G
  • 764
  • 2
  • j
  • 0
i

Los costos por medicación en la industria avícola (sin incluir a los costos por vacunación) pueden representar hasta el 2% del costo total de producción. Esta cantidad pudiera no parecer impactante, sin embargo, cuando hablamos de flujo de dinero e inversión desde la perspectiva empresarial, podemos medir que representa miles de pesos cuya rentabilidad cae en la mayoría de las veces en el administrador de la unidad de producción y responsable del manejo de medicamentos. En el pollo de engorda tan sólo en una parvada a venta de 500,000 aves pueden haberse invertido hasta $600,000 pesos tan sólo por concepto de medicamentos1. Es por ello que la correcta administración de los fármacos utilizados en la industria avícola es primordial para la rentabilidad de las empresas, siendo el conocimiento de cálculo de dosis una herramienta importante para el alcance de dicho objetivo.


En el presente trabajo se logra reunir los métodos más importantes para el correcto cálculo de dosis en el campo de la avicultura comercial, con la intención de fomentar la cultura de la administración de medicamentos como herramienta de rentabilidad, evitando medicaciones empíricas o arbitrarias que generen pérdidas evitables a las empresas.


ASPECTOS GENERALES


1. Toda medicación en las parvadas debe calcularse con base a una medida unitaria (variable medible) que represente un parámetro o indicador de la parvada:

Consumo de alimento
Consumo de agua
Peso corporal
Requerimiento nutricional (dado por edad y estado fisiológico)


Estos datos deben encontrarse compendiados en las unidades de producción de tal forma que se tenga fácil acceso a ellos en caso de cualquier necesidad de aplicación de medicamento.


2. En todo cálculo de dosis, de cualquier producto del que se trate, debe conocerse la concentración del producto. Este dato nos dice la cantidad de ingrediente activo que se encuentra en el producto comercial; dicho ingrediente activo será el que ejerza la acción farmacológica que necesitamos. Por ejemplo, la ivermectina que se comercializa para aves en la mayoría de las veces presenta una concentración del 1%. Esto quiere decir que por cada 100 ml del producto comercial, solamente 1 ml es ivermectina farmacológicamente activa mientras que los otros 99 ml son únicamente el diluyente (líquido sin acción medicamentosa). Para poder implementar una terapia efectiva con ivermectina, el médico veterinario deberá estar consciente que, en este caso, el producto que utiliza solamente tiene 1 ml de ivermectina por cada 100. Así mismo, un médico veterinario que desee tratar una parvada con oxitetraciclina la cual se comercializa al 55%, deberá considerar que más de la mitad del producto es oxitetraciclina farmacológicamente activa.


En el mercado la concentración de los productos varía ampliamente, pudiendo encontrar medicamentos que vienen desde un 0.5% hasta inclusive casos como la sulfacloropiridazina que se comercializa al 75%. De igual forma, para un mismo ingrediente activo, los laboratorios manejan diferentes concentraciones como es el caso de la bromhexina y antibióticos como la enrofloxacina y la fosfomicina. Por ello, debe evitarse igualar las dosis empíricas que se hayan utilizado con anterioridad, puesto que puede no tratarse del mismo ingrediente activo  o en su defecto, tratarse de una concentración diferente.


3. Las dosis recomendadas por la bibliografía sobre farmacología veterinaria tales como libros, enciclopedias y artículos científicos, están basados en estudios controlados de farmacocinética clínica bajo protocolos de investigación. Así mismo, por normatividad, todas las fichas técnicas de los medicamentos comercializados en México recomiendan dosis respaldadas por ensayos científicos. En este sentido, sobredosificar o subdosificar conducirá a un gasto innesario, aumentos por costos de medicación y en el peor de los casos, intoxicaciones de los animales tratados.


A continuación, se presentan los métodos de uso común para cálculo de dosis en aves comerciales; si bien existen varios métodos que pueden utilizarse para un mismo protocolo terapéutico, existirán algunos que se ajusten a ciertas condiciones en virtud del requerimiento de la parvada y del tratamiento que aplique el médico veterinario.  Para el presente trabajo, se expondrá en cada caso un ejemplo de dosificación, con el objetivo de hacer más comprensible el cálculo.


Cálculo de dosis por miligramo por kilogramo de peso vivo


Este método tiene la ventaja de que considerando la dosis técnica del medicamento, existe menor riesgo de intoxicaciones o subdosificaciones al considerar el parámetro de peso del ave. Para llevar a cabo el cálculo se requiere conocer certeramente los kilogramos de peso vivo de la parvada (multiplicando número de aves a tratar por el peso corporal promedio actual), así mismo, la dosis (mg/kg) del medicamento a utilizar.


Ejemplo:
       Un MVZ en una granja de crianza de postura comercial, requiere aplicar meloxicam a una caseta con población de 51,745 aves con 7.0 semanas de edad como tratamiento de reacción posvacunal. El peso registrado de la semana 7 fue de 495 gramos. Considerando una dosis de 1 mg/kg de peso vivo de meloxicam y que este viene al 12%,  calcule la cantidad del producto a utilizar.


Como se comentó, el primer paso es conocer los kilogramos de peso vivo (KgC) que se tienen, multiplicando número de aves por peso promedio:


KgC = 51745(0.495)

KgC = 25,614


Así, se obtiene que todas las aves de esta caseta presentan un peso total de 25,614 kilogramos. Considerando la dosis (DS) unitaria del meloxicam, que es de 1 mg/kg de peso vivo (Souza, 2017) aplicamos la siguiente operación:


DS = 25,614 (1.0)

DS =25,614 mg

DS (en gramos) = 25.6


Para un mejor entendimiento de este método, trate de visualizar físicamente 25.6 gramos, que es la cantidad de meloxicam farmacológicamente activo que se requiere para la caseta. Observará que es una cantidad que cabe en la palma de la mano. Como no se comercializa en forma pura, deberá despejarse la concentración para aplicar realmente el ingrediente activo. Si el producto viene al 12% quiere decir que por cada 100 g hay 12 g de meloxicam activo. Una forma rápida y fácil de despejar el dato de la concentración (C), es conocer cuantas veces cabe la concentración en porcentaje sobre 1002. En este caso, sería:


C = 100/12

C = 8.3


Así, por último multiplicamos el requerimiento del medicamento por el dato de la concentración:


DS = 25.6 (8.3)

DS = 213 g


Por tanto la dosis correcta a utilizar para la parvada en cuestión serían 213 g del producto comercial que contiene meloxicam al 12%.


Existen medicamentos cuya dosis, por sus características farmacológicas, se manejan en microgramos por kilogramo de peso y no en miligramos. Citando nuevamente a la ivermectina, que se dosifica a 200 microgramos/kilogramo de peso vivo (Cirak, 2018). Para facilitar el cálculo, el médico veterinario deberá despejar de microgramos a miligramos, que para este caso, la dosis sería 0.2 mg/kg de peso vivo (dado que 1000 microgramos forman 1 miligramo). De igual forma, algunos medicamentos se comercializan indicando la concentración no en porcentaje, sino en miligramos por determinada cantidad de diluyente. Ejemplo: tenemos un medicamento cuya etiqueta maneja 50 mg del ingrediente activo por cada 1 ml. Con base a este dato, tenemos que en 100 ml del producto habrá 5000 mg (o lo que es lo mismo, 5 gramos). Así obtenemos que el producto viene al 5%, lo que facilita el cálculo de dosis con el método antes descrito. 


Cálculo de dosis por consumo de agua y alimento


El cálculo de dosis por consumo de agua y alimento tiene como objetivo establecer la concentración que debe tener un medicamento sobre las toneladas de alimento o la cantidad total de consumo de agua al día de la parvada. Los datos de consumo de agua y alimento deben estar registrados en la unidad de producción, ya que primeramente son indicador de salud y productividad de las aves.


El sistema básico para establecer la concentración de un medicamento en agua y alimento es la parte por millón (PPM). Es, en términos prácticos, la millónesima parte de un soluto sobre un solvente. Por ejemplo: se sabe que 1 gramo es la milésima parte de un kg, por tanto, 1 gramo es una parte por mil. Si también se sabe que 1000 kg forman una tonelada3, por tanto 1 millón de gramos formarán una tonelada. Así, 1 gramo es una parte por millón sobre una tonelada en este caso, de agua y alimento. Para términos prácticos, el MVZ responsable de la administración de medicamentos deberá considerar que siempre que trate con partes por millón, se refiere a gramos o ml sobre toneladas de agua o alimento.


Ejemplo
:
         El yodo utilizado en el alimento de gallina ponedora para mejorar la calidad e inocuidad de huevo se utiliza a dosis de 10 ppm (Damaziak, 2018).  Un MVZ requiere dosificar yodo el cual viene al 20% en una unidad de producción cuyo consumo de alimento es de 15 toneladas diarias. ¿Cuánto debe de consumir la parvada del yodo al 20% para dosificar a 10 ppm?


Como en el ejemplo anterior, apremia conocer la cantidad de yodo activo que se requiere. Si por cada tonelada de alimento requerimos agregar 10 gramos de yodo, entonces:


DS = 15(10) = 150 g de yodo activo.


Considerando que en 100 g del producto existen 20 g de yodo, despejando la concentración:


C = 100/20 = 5


Por tanto:


DS = 150 (5)

DS = 750 g del producto comercial que contiene.


En ocasiones existen casos cuya dosis en el agua o alimento no se expresa en partes por millón, si no se utiliza el porcentaje como unidad de referencia para la concentración (sin embargo, también convertible a partes por millón). Por ejemplo, en una planta procesadora de carne de pollo se requiere adicionar cloro para la sanitización de las carcasas como tratamiento contra Salmonella spp (Zhang, 2018). El protocolo a seguir es dosificar cloro en el tanque de sanitización a una concentración de 0.60%.  Si el cloro se comercializa al 5%, ¿Cuánto debe de adicionar de cloro a un tanque de 12,000 litros de agua?


Se calcula el requerimiento de cloro activo, despejando el porcentaje:


DS = (0.60)(12,000)/100

DS = 7200/100

DS = 72 L de cloro activo.


Para simplificar el entendimiento de esta operación, si el porcentaje requerido fuese de 1% sería 120 L (ya que 120 litros es el 1% de 12,000 litros de agua); por consiguiente 72 litros equivale al 0.60%. Posteriormente, se despeja la concentración (100/5 = 20) y se calcula la dosis correcta:


DS = 72(20)

DS = 1,400 L de cloro al 5%.


En este caso  para la operación se conocía la capacidad en litros de agua del tanque. En la mayoría de las ocasiones, no se conoce con certeza la capacidad de los depósitos de agua en las unidades de producción, dato que es de impacto en la administración de medicamentos y productos en las granjas avícolas.  Considerando el modelo clásico de depósito de agua de una unidad de producción, se tiene la siguiente fórmula para el cálculo de capacidad en volumen (metros cúbicos):


V = π x r² x h


Donde:


V = volumen (expresado en metros cúbicos)
π = 3.141592 (constante matemática denominada PI)
r² = radio elevado al cuadrado o bien.
h = altura del cilindro (metros)


Ejemplo:
          Un MVZ requiere medicar ácido acético al 0.35% (Zhang, L 2018) en los 4 tinacos de una caseta de 104,754 aves. Dichos depósitos tienen la siguientes medidas: 2.89 m de circunferencia y 1.54 metros de altura (correspondiente al nivel de agua). Aunque conoce el consumo de agua total al día, que corresponde a 20,700 litros de agua, la herramienta que tiene para dosificar es la concentración (0.35%) por cada depósito de agua. Conociendo que el producto tiene una concentración del 30%, ¿cuánto debe administrar a cada tinaco para respetar la dosis de 0.35% de ácido acético?


El primer paso es calcular la capacidad total de agua de los tinacos. Analizando la fórmula anterior, encontramos que no tenemos el dato del radio, el cual se obtiene dividiendo entre 2 al diámetro (D), dato que se consigue con la siguiente fórmula:


D = C/ π


Donde:

C = circunferencia
π = 3.141592


Por tanto:


D = 2.89/3.141592
D = 0.9199 metros


Así, obtenemos el valor del diámetro, que en este caso es 0.9199 metros. Por siguiente, calculamos el valor del radio:


r =  (0.9199/2)
r = 0.4599


Y así, radio al cuadro es:


r² = 0.2115 metros


Una vez obteniendo los datos necesarios, se calcula el volumen del tinaco con la fórmula principal:


V = 3.141592 (0.2115)(1.540)
V = 3.141592 (0.32571)
V = 1.023 metros cúbicos.


Considerando que en un metro cúbico corresponden 1000 litros de agua, la capacidad del tinaco es de 1023 litros de agua.


Una vez teniendo este dato, despejamos a qué cantidad corresponde el 0.35% de 1023, haciendo la operación:


DS = (0.35)(1023)/100

DS = 3.57 L de ácido acético activo.


Despejando la concentración (100/30 = 3.33)


DS = 3.58 (3.33)

DS = 12 L del producto de ácido acético al 30%.


Otras medidas de dosificación


Con los cálculos antes descritos, puede extrapolarse cualquier unidad de medida para la dosificación de los fármacos en las granjas avícolas. Sin embargo, hay diferencias notables. Un ejemplo de ello es cuando requerimos dosificar en unidades internacionales (UI). En la avicultura, las UI son principalmente utilizadas para la dosis en fórmulas de alimento.


Ejemplo:
          Un MVZ requiere dosificar vitamina D3 en un lote de 18,991 gallinas reproductoras de 25 semanas previo pico de postura. Tiene disponible un producto que maneja 12,000,000 de UI de vitamina D3 por cada 1000 ml del producto. Considerando una dosis de la vitamina D3 de 2,200 UI/kg de alimento (Persia, 2013) y un consumo de 153 gramos por ave, ¿cuánto necesita dosificar del producto?


Dado que la dosis de la vitamina D3 en este ejemplo se dosifica por kg de alimento como unidad de medida, debe conocerse el consumo de alimento total por día, multiplicando los gramos por el total de aves.


C = 18991(0.150)
C = 2849 kg de alimento


Posteriormente:


DS = 2200 (2849)
DS = 6,267,800 UI de vitamina D3


Para este caso de UI, conviene calcular cuantas UI se encuentran en un 1 ml del producto como forma de despejar la concentración:


C = 12,000,000/1000
C = 12,000 UI por cada ml del producto.


Dada la necesidad de UI de Vitamina D3:


DS = 6,267,800/12,000
DS = 522 ml del producto al día.


Para concluir e insistir sobre la importancia del correcto uso de medicamentos, pongamos un ejemplo de una unidad de producción de huevo de 7 casetas donde se requiere aplicar sulfato de cobre a 75 ppm en el agua de bebida. Asumiendo que su consumo diario de agua es de 21,000 litros y que el producto comercial viene al 40%, la dosis diaria corresponde a 3.9 litros del producto al día. Si en vez de la operación descrita se recurre al criterio de dosificar 1 litro por cada caseta al día, se estaría elevando la dosis a 7 litros por día. Considerando que el producto comercial tiene un costo de $55 pesos por litro, se estarían desperdiciando $170.5 pesos diariamente, con un tratamiento de 15 días, la merma económica es de $2,557.50 pesos Es decir, los costos por medicación se elevan en un 80% por seguir criterios arbitrarios al momento de administrar los medicamentos. Para poder solventar los costos encarecidos de medicación, se tendría que destinar 3% de la producción de huevo tan solo para pagar la merma económica, considerando una población de 70,000 aves y un peso promedio de huevo 60 gramos, con un precio de venta de $20 pesos por kilo.


1 Considerando peso final de 3 kg de carne, a 0.40 pesos por ave por costo de medicinas (costo promedio obtenido de parvadas reales).

2 Si un medicamento está al 25%, el cálculo es 100/25 = 4.

3 1000 gramos existen en 1 kg, por tanto 1,000,0000 gramos habrá en 1000 kg. (1000 x 1000).

4 Si tuviéramos un círculo, del tamaño que sea, le envolviéramos una cinta alrededor de la circunferencia y midiéramos cuantas veces gira el círculo sobre esta cinta extendida de punta a punta, la respuesta sería 3.141592 veces.


LITERATURA CITADA


1. Cirak, VJ. 2018. Plasma dispositions and concentrations of ivermectin in eggs following treatment of laying hens. New Zealand Veterinary Journal. 66(3):121-125.

2. Damaziak, K. 2018. Effect of dietary canthaxanthin and iodine on the production performance and egg quality of laying hens. Poultry Science. Journal Food Protein. 1;97(11):4008-4019

3. Souza, MG. 2017. Pharmacokinetics and egg residues after oral administration of a single dose of meloxicam in domestic chickens (Gallus domesticus). American Journal Veterinary Resource. 78(8):965-968

4. Persia, DE. 2013. Effects of long-term supplementation of laying hens with high concentrations of cholecalciferol on performance and egg quality. Poultry Science. 92(11):2930-7

5. Zhang L. 2018. Effectiveness of Several Antimicrobials Used in a Postchill Decontamination Tank against Salmonella and Campylobacter on Broiler Carcass Parts. 81(7):1134-1141

 

COMENTARIOS

Gabriel Jose Osorio | Antioquia, Colombia
07 de Oct, 2019 07:40:31 am
  • 0
  • j
  • 0

RESPONDER

Enhorabuena. Felicitaciones!!! Las matemáticas nunca fallan. El ojo (%) por ciento, sí.

Fabio Echeverry | Sucre, Colombia
07 de Oct, 2019 09:04:51 am
  • 0
  • j
  • 0

RESPONDER

Excelente artículo.

Jose Leonel Sanchez | Michoacán, México
07 de Oct, 2019 10:30:10 am
  • 0
  • j
  • 0

RESPONDER

Excelente, de mucha utilidad.

JOSE ROBERTO MARTINEZ | San Luis Potosí, México
10 de Oct, 2019 03:57:32 pm
  • 0
  • j
  • 0

RESPONDER

Excelente

COMENTAR ESTE ARTÍCULO

S

Para comentar sobre este artículo es necesario ser un usuario registrado.

Si aún no tienes tu cuenta, puedes crearla fácilmente y disfrutar de contenido exclusivo.

Derechos reservados © 2000 - 2019, Pecuarios.com, Aviso de privacidad