Inicia sesión | Regístrate

Calsporin mejora el rendimiento de pollos de engorda

 

Los pollos de engorda pueden ser criados  en camas con diferentes tipos de materiales, presentando por esto, problemas infecciosos por diversas bacterias patógenas y las consiguientes pérdidas en la producción y el procesamiento por enfermedades entéricas y respiratorias recurrentes . Estas enfermedades han sido convencionalmente disminuidas por la suplementación de antibióticos a niveles sub-terapéuticos que han sido objetivo de críticas por parte de los consumidores debido a la preocupación por los microorganismos resistentes a éstos antibióticos., por lo tanto, se han ofrecido una gran variedad de productos substitutos, sobre todo en la categoría de probióticos, mananos-oligosacáridos (pared de levaduras), fructo-oligosacáridos (prebiótico), ácidos orgánicos, aceites esenciales, extractos de plantas, beta-glucanos (inmunomodulador) y anticuerpos de yema de huevo. Cada producto tiene su propio modo de acción, ventajas y limitaciones en la producción de pollos de engorda. La combinación de productos puede disminuir el efecto de éstos, aumentarlos, o tener un efecto sinérgico (por ejemplo, probióticos y prebióticos pueden trabajar muy bien juntos, mientras que algunos aceites esenciales y probióticos no).


Las esporas de Bacillus subtilis C-3102 (Bs; Calsporin, Asahi Calpis Wellness Group  LTD, Japón) son el ingrediente activo en el probiótico utilizado en la pruebas analizadas en el presente meta-análisis.  Estas esporas especialmente seleccionadas, fabricadas por un proceso patentado para mejorar la actividad, sobreviven el proceso de peletizado, se pueden adicionar a las premezclas y contribuyen a crear una condición más anaeróbica en el tracto intestinal que sea más favorable para los lactobacilos nativos; los lactobacilos proliferan y producen ácido láctico, el cual puede inhibir el crecimiento de especies de Salmonella, Escherichia coli, Clostridium perfringens y Campylobacter. Como resultado se pueden incluir, mayor tasa de crecimiento, mejor conversión alimenticia, disminución de la carga patogénica y menos nitrógenos y amoníaco en heces y cama. Debido a esta clara diferencia con el modo de acción de los antibióticos, las esporas de Bs se pueden utilizar solas o en combinación con antibióticos en la dieta.


Este artículo resume varias pruebas realizadas en pollos de engorda comparando grupos control negativo (Ej., sin suplementación de antibióticos o probióticos) versus grupos suplementados con esporas de Bacillus subtilis C-3102.

 

 



PRUEBAS


Fritts et al. (2000) llevaron a cabo dos pruebas con pollos de engorda (Tabla 1), con diseños idénticos, cama nueva, desde los 0 a los 42 días de edad y dietas con y sin Bs (300,000 UFC/gr de alimento). Estas pruebas fueron altamente replicadas, con 24 corrales como control negativo y 48 corrales suplementados con Bs por estudio.  En la segunda prueba el peso a los 42 días fue significativamente mayor en los grupos suplementados con Bs; se observó una reducción significativa del conteo de aerobios en placa, coliformes (no E. coli) y Campylobacter en canales procesadas. Las 94 carcasas (antes de la refrigeración) de las aves del grupo control negativo fueron positivas para Salmonella, mientras que, en el grupo suplementado con Bs, solo 41 de 96 carcasas fueron positivas.


Hooge et al. (2004) reportaron los resultados de 3 pruebas realizadas con pollos de engorda en una granja comercial integrada (Tabla 1). Se utilizaron pollitos no sexados desde los 0 días de edad hasta los 42, 42 y 39 días de edad, respectivamente. La suplementación con Bs incrementó significativamente el peso corporal en los tres experimentos (promedio +0.051 kg o 2.90%) y redujo la conversión alimenticia (CA) en dos de 3 pruebas (promedio de las 3 pruebas -0.027 o -1.46%), sin afectar la mortalidad. Se criaron tres ciclos consecutivos de pollos de engorda con 7 días de intervalo entre cada uno, y se desafío con S. typhimurium (Copenaghen) en el primer ciclo a los 10 días de edad (Tabla 1). No se utilizaron coccidiostatos o vacunas contra coccidia, pero los espacios de cama húmeda fueron reemplazados por cama nueva. No se observaron signos de coccidiosis. Los efectos del tratamiento en la dieta no fueron significativos. El rendimiento de la pechuga como porcentaje de la carcasa tuvo una tendencia a incrementar en el segundo ciclo (33.38 vs 32.15%; P=0.096) en los grupos suplementados con Bs (en general, 33.0 vs 32.50%; P=0.250)


Se llevó a cabo una prueba con pollos con estrés múltiple (Hooge et al., 2004), con cama nueva con una cubierta de cama usada, densidad poblacional relativamente alta (0.0622 m2/ave), pollitos con onfalitis y 86 cm de cartón corrugado a los lados de los corrales para prevenir contaminación cruzada, pero esta modificación interfirió con la ventilación provocando camas húmedas (Tabla 1). Los pollos fueron criados hasta los 49 días de edad. La mortalidad fue mayor en los corrales suplementados con Bs, posiblemente debido a la gran diferencia de tamaño entre los pollos infectados y los pollos en rápido crecimiento dentro de los mismos corrales. La suplementación con Bs incrementó el peso corporal y disminuyó la conversión alimenticia y, en una comparación directa, una sustitución exitosa de Bacitracina Metileno Disalicilato.


Mathis (2007) presentó una gráfica que muestra la ganancia de peso promedio de pollos de engorda de tres pruebas combinadas, comparando los resultados entre el tratamiento control negativo y el tratamiento suplementado con Bs (Figura 1). La ganancia de peso corporal fue mejorada por cerca de 59 gr en promedio, en las tres pruebas con Bs.





Para el registro de Bs en la Unión Europea (octubre de 2006), se realizaron cuatro ensayos de investigación en Bélgica, Dinamarca, Escocia y España en 2003 y 2004 con un meta-análisis realizado por Medel y Gracia (2005, Tabla 2). Las tasas de inclusión de Bs fueron 0 ó 1 millones de CFU/g de alimento (3,33 veces el nivel de Estados Unidos). En un ensayo, se utilizaron diclazuril y monensina, mientras que en los otros ensayos no se utilizaron ni coccidiostatos ni vacunas anticcocidiales. En un ensayo la cama fue nueva, mientras que en los demás fue cama re-utilizada una vez. En general se observó una mejoría significativa a los 42 días de edad en peso corporal y conversión alimenticia, sin efecto sobre la mortalidad. Se llevaron a cabo una segunda serie de cuatro ensayos con pollos de engorda machos en la U.E., con una dosis de Bs de 500,000 UFC/gr de alimento (1.67 veces el nivel de los E.U) en tres instalaciones en España durante 2005 y 2006 para extender la aprobación a este nivel más bajo (Medel y Gracia, 2006). Dos de las pruebas se realizaron con alimento en harina y las otras dos con alimento peletizado. Las dietas se basaron en trigo, maíz y harina de soya. No se incluyeron coccidiostatos, antibióticos promotores del crecimiento o ácidos orgánicos en las dietas.


El resumen de los resultados del meta-análisis se muestra en la Tabla 3. Se observaron mejoras en el peso corporal, ganancia diaria de peso, conversión alimenticia y factores de eficiencia de la producción Europea en los grupos suplementados con Bs comparado con el grupo control negativo.


CONCLUSIONES


Los resultados combinados de ocho ensayos estadounidenses suplementados con esporas de Bs a una dosis de 300,000 UFC/gr de alimento, mostraron mejora en el peso corporal (+49 gr o +2.52%) y CA (-0-021 o -1.12%), cuatro pruebas en la U.E. con una dosis de 500,000 UFC/gr de alimento mostraron mejora en el peso corporal (+41 gr o +1.55%) y CA (-0.05 o -2.63%), y cuatro ensayos realizados en la U.E. con una inclusión de 1 millón de UFC/gr de alimento mostraron beneficios en el peso corporal (+64 gr o 2.70%) y CA (-0.05 -2.75%).


De estos resultados se concluyó que este probiótico mejoró significativamente el peso corporal y CA de pollos de engorde a la edad de mercado en comparación con el control negativo (sin antibióticos), sin afectar a la mortalidad, sobre cama nuevo o reciclada.


La utilización de Bs a una dosis de 300,000 UFC/gr de alimento mejora el peso corporal (+50 gr o +2.78%), promediado a través de tres ensayos con cama reciclada.


Este probiótico está aprobado como “microorganismo estabilizadores de la microflora intestinal” en la U.E., y las esporas benéficas de B. subtilis son clasificadas como "generalmente reconocido como seguro" por la Administración de Alimentos y Drogas de los EE.UU.


Por lo tanto, las esporas Bs pueden mejorar significativamente el peso de pollos de engorde comercial y conversión alimenticia en base a estos resultados experimentales.


BIBLIOGRAFÍA


Fritts, C.A., J.H. Kersey, M.A. Motl, E.C. Kroger, F. Yan, J. Si, Q. Jiang, M.M. Campos, A.L. Waldroup and P.W. Waldroup. 2000. Bacillus subtilis C-3102 (Calsporin) improves live per- formance and microbiological status of broiler chickens. J. Appl. Poult. Res. 9:149-155.


Hooge,  D.M.,  H. Ishimaru  and  M.D. Sims. 2004. Influence of dietary Bacillus subtilis C-3102 spores on live performance of broiler chickens in four controlled pen trials. J. Appl. Poult. Res. 13:222-228.


Mathis, G. 2007. Good intestinal health: Non-antibiotic approach. Poultry Production & Health Seminar, Sept. 19-20. Memphis, Tenn. (U.S. Poultry & Egg Assn.). 25 pp.


Medel, P., and M.I. Gracia. 2005. Statistical meta-analysis of data from four EU efficacy studies conducted with Calsporin in roilers. Imasde Agropecuraria, S.L., Madrid, Spain. 60 pp.


Medel, P., and M.I. Gracia. 2006. Statistical meta-analysis of data from four EU efficacy studies conducted with Calsporin at 50 ppm in broilers. Imasde Agropecuraria, S.L., Madrid, Spain. 29  pp.

 

 

COMENTAR ESTE ARTÍCULO

S

Para comentar sobre este artículo es necesario ser un usuario registrado.






Olvidé mi contraseña

Si aún no tienes tu cuenta, puedes crearla fácilmente y disfrutar de contenido exclusivo.