• u
    • REGÍSTRATE AQUÍ
  • INICIAR SESIÓN

Eficacia de una vacuna atenuada frente a la coccidiosis, en combinación con diferentes aditivos nutricionales, sobre el rendimiento productivo y las lesiones intestinales en pollos de engorde sometidos a un desafío de enteritis necrótica

  • Hipra
  • Hipra
  • Q
  • Enero 25, 2021
  • G
  • 626
  • 0
  • j
  • 2
i
  • A
  • A
  • A


INTRODUCCIÓN


La coccidiosis es una de las enfermedades más comunes y extendidas en la avicultura comercial. Los coccidiostatos continúan siendo la herramienta de prevención más usada en pollos de engorde. Pero la reducción de la sensibilidad de los parásitos de Eimeria debido a la prolongada exposición a estos medicamentos, junto con la creciente necesidad de reducir el uso de antibióticos, han dirigido la atención de 
los productores avícolas hacia el uso de vacunas anticoccidiales. El objetivo de este estudio fue evaluar la eficacia de una vacuna atenuada frente a la coccidiosis en pollos de engorde (EVANT®), en combinación con diferentes aditivos nutricionales, en aves sometidas a un desafío de enteritis necrótica (EN).


Las vacunas de coccidiosis están indicadas para disminuir las lesiones intestinales causadas por ciertas especies de Eimeria reconocidas como un factor predisponente de la EN (8, 9) y, en consecuencia, estas vacunas podrían ser una aproximación holística para el control de la EN, y una solución alternativa al uso de coccidiostatos. 


En los últimos años, los aditivos nutricionales han captado una especial atención por parte de la industria avícola como una herramienta para 
mejorar el rendimiento zootécnico (1, 2), y como una solución alternativa a los medicamentos antimicrobianos. Este es el caso de los ácidos orgánicos, como por ejemplo los ácidos grasos de cadena corta (SCFA) o los ácidos grasos de cadena media (MCFA) (6, 7, 10), y los aditivos fitogénicos (PFA) (5, 7). La combinación de la vacunación frente a coccidiosis y la suplementación de la dieta con los aditivos anteriormente mencionados, podría ser una aproximación compleja para el control de los problemas de enteritis necrótica desencadenados por una infestación de Eimeria spp. en pollos de engorde.


Por lo tanto, el objetivo de este estudio fue evaluar la eficacia de una vacuna atenuada frente a la coccidiosis combinada con diferentes aditivos incluidos en el alimento, en la prevención de la pérdida de desempeño productivo y de las lesiones intestinales producidas en pollos de engorde sometidos a un desafío de EN.


MATERIALES Y MÉTODOS


Aves y alimentación

Los pollitos fueron suministrados por un proveedor comercial y alojados en las instalaciones del centro Schothorst Feed Research.


La formulación del alimento estándar no incluía ni coccidiostatos ni antibióticos promotores del crecimiento. Además, el alimento de la fase de crecimiento se formuló específicamente para proporcionar factores predisponentes al desarrollo de la EN. Así, se incluyeron materias primas ricas en polisacáridos no amiláceos, mientras que, por otro lado, se evitó la inclusión de enzimas glucanasas y xilanasas. Las dietas evaluadas en el estudio fueron preparadas mediante la suplementación del alimento estándar con SCFA, MCFA o aditivos fitogénicos (PFA).


Desafío de enteritis necrótica

Diseño experimental


Los pollitos se distribuyeron en 6 grupos (Tabla 1). Los grupos 3, 4, 5 y 6 se vacunaron el primer día de vida frente a coccidiosis con EVANT®. Los otros grupos no fueron vacunados frente a la enfermedad. Los grupos 1, 2 y 3 fueron criados sin incluir aditivos nutricionales en el alimento, mientras que los grupos 4, 5 y 6 recibieron en la dieta MCFA, SCFA o PFA, respectivamente. La EN fue inducida experimentalmente en los grupos 2 a 6, mientras que en el grupo 1 se hizo una infección simulada. Durante la prueba se registraron el peso corporal (BW) y la ingestión de alimento (FI). Se clasificaron las lesiones intestinales de acuerdo a diferentes métodos, dependiendo de si fueron producidas por E. maxima (3) o por C. perfringens (4). Por último, se tomaron periódicamente muestras de heces, para evaluar las dinámicas de excreción de ooquistes después de la vacunación y del desafío (Tabla 2).

 


RESULTADOS


Salud de las aves

El desafío experimental de EN mostró, en el grupo de aves no vacunadas, un leve y no significativo incremento de la mortalidad, y un incremento significativo del nivel de las lesiones intestinales asociadas a E. maxima y C. perfringens (Gráfico 1). La vacuna, administrada sola o en combinación con los aditivos nutricionales en el alimento, disminuyó significativamente el grado de lesiones intestinales asociadas a C. perfringens, y leve y no significativamente, la mortalidad (en ambos casos, en comparación con el grupo no tratado). El grupo suplementado con MCFA fue el único que mostró un efecto sinérgico con la vacuna, ya que se observó una disminución estadísticamente significativa del grado de lesiones intestinales asociadas a C. perfringens.




Rendimiento productivo


Se observó, muy tempranamente tras el desafío, un efecto de la EN en el peso corporal (BW) (Gráfico 2). La enfermedad redujo el crecimiento de las aves, viéndose reflejado en un menor peso corporal (BW) y un mayor índice de conversión alimenticia (FCR) (Gráfico 3). El mayor efecto de la enfermedad en el rendimiento productivo se observó a los 28 días post-vacunación (dpv), compensándose posteriormente las pérdidas en el crecimiento, pero con menor eficiencia.


Después del desafío de EN, las aves vacunadas crecieron y convirtieron el alimento mejor que las no vacunadas, como se demuestra con el mayor peso corporal (BW) y un menor índice de conversión (FCR) (Gráficos 2-3). Un crecimiento compensatorio después del desafío (28-42 dpv) fue probablemente la causa de la ausencia de beneficios significativos en este parámetro a los 42 dpv (Gráfico 2). La suplementación del alimento con aditivos no supuso una mejoría adicional de los pesos de las aves vacunadas tras el desafío de EN (28 dpv), en comparación con los del grupo solamente vacunado, no encontrándose una diferencia estadísticamente significativa en este parámetro (Gráfico 2). Sin embargo, el grupo con MCFA fue el que convirtió el alimento más eficientemente, entre los vacunados y suplementados con aditivos, como indica el más bajo FCR durante el período completo del estudio (Gráfico 4).


Excreción de ooquistes en las heces


Se hicieron recuentos del número de ooquistes de Eimeria spp. excretados en las heces frescas, para chequear el resultado tanto de la vacunación como del desafío (Gráfico 5). El período entre 5 y 7 dpv, y luego a los 14 dpv, corresponde, en general, con la excreción de ooquistes atenuados de la vacuna durante el primer y segundo ciclo de replicación, respectivamente. Los grupos vacunados mostraron altos niveles de excreción de ooquistes en este período, indicando un buen proceso de vacunación. Después del desafío (21 dpv), la excreción de ooquistes incrementó considerablemente en los grupos desafiados, correspondiéndose con la replicación de la E. maxima inoculada. El grupo no vacunado y sometido al desafío mostró el mayor nivel de excreción de ooquistes. En el día 28 dpv, la excreción de ooquistes fue baja en todos los tratamientos, y sin efecto significativo de los diferentes tratamientos.


DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES


En este estudio, la vacunación con EVANT®, una vacuna atenuada frente a la coccidiosis en pollos de engorde, demostró su capacidad para reducir las lesiones intestinales asociadas a EN. Las lesiones intestinales asociadas a C. perfringens se redujeron, en comparación con las de las aves no vacunadas y, como consecuencia, se observaron también beneficios en el rendimiento productivo. La conversión alimenticia durante el período crítico de la enfermedad, fue también mejor en comparación con la de las aves no vacunadas. La suplementación del alimento de las aves vacunadas con aditivos basados en SCFA y PFA, no supuso mayores beneficios a los aportados por la vacuna en solitario. Los MCFA sí demostraron su capacidad para reducir, más que la vacunación sola, el grado de las lesiones intestinales asociadas a C. perfringens, y se observó también una mejoría significativa en la conversión alimenticia.


En conclusión, la vacunación con EVANT®, disminuyó las lesiones intestinales causadas por la EN desencadenada por E. maxima, una 
dieta predisponente y una infección por C. perfringens; por lo tanto, también previno algunas de las pérdidas productivas asociadas a la enfermedad. La suplementación con MCFA en el alimento de las aves vacunadas redujo aún más las lesiones intestinales causadas por el mismo modelo de desafío de EN, en comparación con la vacunación en solitario, y mejoró la conversión alimenticia de las aves, independientemente del desafío de EN.


REFERENCIAS


1. Cave N.A.G., 1982. Effect of Dietary Short-Chain and Medium-Chain Fatty-Acids on Feed-Intake by Chicks. Poult Sci. 61(6):1147–53.

2. Hankel J., Popp J., Meemken D., Zeiger K., Beyerbach M., Taube V., Klein G., Visscher C., 2018. Influence of lauric acid on the susceptibility of chickens to an experimental Campylobacter jejuni colonisation. PLoS One, published 2018 Sep 27. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0204483.

3. Johnson J. and Reid W.M., 1970. Anticoccidial drugs: Lesion scoring techniques in battery and floor-pen experiments with chickens. Ex Parasitol. 28(1):30-36.

4. Lensing M., van der Klis J.D., Fabri T., Cazemier A., Else A.J., 2010. Efficacy of a lactylate on production performance and intestinal health of broilers during a subclinical Clostridium perfringens infection. Poult Sci. 89: 2401-2409.

5. Mitsch P., Zitterl-Eglseer K., Köhler B., Gabler C., Losa R, Zimpernik I., 2004. The effect of two different blends of essential oil components on the proliferation of Clostridium perfringens in the intestines of broiler chickens. Poult Sci. 83(4):669-75.

6. Skrivanová E., Marounek M., Dlouhá G., Kanka J., 2005. Susceptibility of Clostridium perfringens to C-C fatty acids. Lett Appl Microbiol 41(1):77-81.

7. Timbermont L., Lanckriet A., Dewulf J., Nollet N., Schwarzer K., Haesebrouck F., Ducatelle R., Van Immerseel F., 2010. Control of Clostridium perfringens-induced necrotic enteritis in broilers by target-released butyric acid, fatty acids and essential oils. Avian Pathol. 39(2):117-21.

8. Williams R.B., Marshall R.N., La Ragione R.M., Catchpole J., 2003. A new method for the experimental production of necrotic enteritis and its use for studies on the relationships between necrotic enteritis, coccidiosis and anticoccidial vaccines of chickens. Parasitol Res. 90: 19-26.

9. Williams R.B., 2005. Intercurrent coccidiosis and necrotic enteritis of chickens: rational, integrated disease management by maintenance of gut integrity. Avian Pathol. 34, 159-180.

10. Yoon B.K., Jackman J.A., Valle-González E.R., Cho N.J., 2018. Antibacterial Free Fatty Acids and Monoglycerides: Biological Activities, Experimental Testing, and Therapeutic Applications. Int J Mol Sci. 19(4):1114.

 

COMENTAR ESTE ARTÍCULO

S

Para comentar sobre este artículo es necesario ser un usuario registrado.

Si aún no tienes tu cuenta, puedes crearla fácilmente y disfrutar de contenido exclusivo.

Derechos reservados © 2000 - 2021, Pecuarios.com, Aviso de privacidad