Inicia sesión | Regístrate

Construyendo la ruta hacia un intestino saludable

 

El intestino es la más importante interfaz entre el animal y el ambiente. El epitelio intestinal actúa como una barrera natural contra bacterias patogénicas y sustancias tóxicas que están presentes en el lumen intestinal. Estresores, patógenos y sustancias químicas causan perturbaciones que pueden alterar la permeabilidad de esta barrera natural, facilitando la invasión de patógenos y la natural capacidad de digerir y absorber nutrientes y llevando a procesos inflamatorios crónicos. En consecuencia, hay una reducción en la extensión de vellosidades (villi), aumento en el reemplazo celular y reducción en las actividades digestivas y de absorción. La promoción de una superficie de absorción grande y saludable resulta por tanto en una óptima absorción de nutrientes.


Ecosistema microbiano


Un intestino saludable es aquél que presenta un ecosistema microbiano diverso y estable. La colonización microbiana del tracto digestivo de las aves evoluciona muy rápidamente tras la eclosión y alcanza su capacidad funcional, incluyendo digestión y fermentación de nutrientes óptimas durante la primera semana.



A medida que crecen las aves, existen cambios en las condiciones ambientales en distintos segmentos del intestino, tales como pH, nutrientes y tensión de oxígeno, resultando en el desarrollo de una comunidad bacteriana específica para cada segmento intestinal. Un intestino adulto típico consiste en más de 10¹² de bacterias y se establece en, como máximo, tres semanas. El establecimiento de la microbiota [o microbioma] en el intestino delgado es más rápido que la microbiota cecal, pero el microbioma en el ciego tiene una mayor riqueza y diversidad en comparación con el microbioma en el Íleon. Cuanto más diversa y rica es el microbioma, más saludable es el animal. Para garantizar que la flora microbiana desarrolle una población bacteriana diversa y saludable, es de suma importancia controlar los patógenos lo antes posible desde el estómago y dejar que florezcan las bacterias benéficas.


Dieta


Como los nutrientes ingeridos pueden jugar un papel en el desarrollo y la funcionalidad del tracto gastrointestinal (GIT por sus siglas en inglés), la composición de la dieta puede influir en el desarrollo y la función del sistema digestivo. La optimización de las dietas deberían considerar varios aspectos de la funcionalidad gastrointestinal que contribuyen a la mejora de la salud animal y reducen el uso de antibióticos. 


El abordaje nutricional ideal (ingredientes y aditivos para el alimento) protege al tracto intestinal integralmente, desde el estómago hasta el fin del intestino. Equilibra la flora bacteriana al eliminar patógenos y permitiendo que las buenas bacterias florezcan. Estimula el crecimiento de vellosidades intestinales para una absorción máxima del nutriente. Fortalece la capa de moco para detener el ingreso de patógenos en el torrente sanguíneo y accionar la respuesta inmunitaria para mantener una óptima salud intestinal.


Butirato de calcio recubierto específico


Una molécula importante y esencial en dicho concepto nutricional de protección es el butirato. Este ácido graso de cadena corta de cuatro carbonos (SCFA) tiene múltiples efector benéficos sobre la salud del hospedero. El butirato es la fuente de energía para las células epiteliales en el intestino grueso y está involucrado en el mantenimiento de la salud de la mucosa gastrointestinal. Además, el butirato estimula el crecimiento y la diferenciación de las células epiteliales saludables. Productos basados en ácido butírico se utilizan como una sal (sodio o calcio) o como un glicérido. Usando un butirato de calcio recubierto específico (Butifour CCB), se obtiene una liberación lenta de ácido butírico gracias al recubrimiento y a la solubilidad más lenta en comparación con butirato de sodio. Esto permite que el butirato alcance la parte distal del tracto intestinal.


En un estudio, el efecto de Butifour CCB fue evaluado sobre el desempeño y la salud del intestino de pollos de engorda alimentados con una dieta de soya. 308 pollos machos 720 ROSS fueron divididos en más de 18 gayolas con 40 pollos cada una y cada repetición (n=9) fue asignada a uno de dos tratamientos. La adición de butirato de calcio recubierto específico a una dieta comercial estándar incrementó de modo 
significativo el peso corporal en un 3% (+ 85 gramos) en 39 días en capacidad de absorción mejorada expresada como vellosidad en ratio de cripta.


Clasificaciones de salud intestinal.


La salud intestinal es un factor clave para el desempeño zootécnico de los animales. La Figura 1 muestra las clasificaciones morfológicas a la edad del sacrificio de muestras duodenales. Un promedio más bajo corresponde a una alteración menos severa. Infiltrados representan la cantidad de células inflamatorias migradas hacia dentro la capa epitelial criptas, sugiriendo encapsulación de partículas invasivas, mientras que la descamación describe la cantidad de pérdida de células epiteliales en el lumen. Para ser capaz de combinar todas las clasificaciones intestinales en un solo número, hemos atribuido un factor de impacto para cada clasificación, con base en el efecto sobre la salud del animal. Esto resultó en una clasificación morfológica duodenal general.


Estas observaciones morfológicas mostraron una mejoría en la salud intestinal con Butifour CCB.


En otro estudio de pollos de engorda, el butirato de calcio recubierto específico fue combinado con una combinación efectiva de ácidos grasos de cadena corta (Acidal NC). En comparación con el aditivo solo, en la fase inicial, la CA fue significativamente mejor para la combinación. La fase inicial es crucial para el desarrollo de un intestino saludable. Se demostró que la adición de la combinación efectiva estimuló la proliferación de células de cripta. Esto mejora el reemplazo de tejido saludable y lleva a una mejor absorción de nutrientes. Además, la combinación ayuda a las aves a desarrollar una microflora equilibrada en el tracto digestivo. Una mejor CA es una consecuencia directa de una mejor salud general del intestino.


Mejora la salud del intestino para un desempeño superior


Se puede concluir que Butifour CCB es una molécula indispensable en la caja de herramientas nutricionales para un desarrollo y una funcionalidad óptimos del sistema digestivo, resultando en una salud gastrointestinal y llevando a un mejor desempeño zootécnico. Además, quedó probado que puede ser usado junto con otros ácidos grasos de cadena mediana y corta, así como con extractos naturales, combinando diferentes estrategias para proteger todo el tracto digestivo y asegurar una buena salud del intestino y obtener el mejor desempeño de sus aves. 

COMENTAR ESTE ARTÍCULO

S

Para comentar sobre este artículo es necesario ser un usuario registrado.






Olvidé mi contraseña

Si aún no tienes tu cuenta, puedes crearla fácilmente y disfrutar de contenido exclusivo.